ELLA, YO Y MILES DAVIES vol. 1

Por TOXIK REMEDY - 29 de Noviembre, 2005, 22:58, Categoría: General

De regreso luego de varias semanas de silencio, no ha sido un olvido ni un abandono sino el producto del trabajo, fuera del país por varias semanas y con poco acceso a una conexión de internet me han impedido continuar con mis relatos y les digo que tengo mucho por contar sobre estos viajes; sin embargo, lo primero que quiero compartir es lo mejor para mi (obviamente), así que listos o no, ahí les va.

Luego de viajar de Caracas a Santiago (lo cual merece un relato por si sólo), y una vez arribado a Santiago de Chile, comienza lo que considero una semana de encanto, dueña de una magia especial producto del feliz encuentro con una persona especial; y viene acá el relato, que además le fue prometido y como promesa hecha debe ser cumplida, aunque lo haré en dos partes, necesito por lo menos dos para contar todo, luego de leer espero que entiendan el por que.

Parto por los antecedentes, en un viaje previo a Santiago por motivos laborales me presentaron a una chica, con la cual no se pasó, en ese momento, de un cortez saludo y una buena impresión para mi; recalco el para mi por que como luego descubrí ella ni siquiera recordaba el episodio (bajón total); bueno el punto es que me agradó mucho lo que ví así que cargoso como siempre le pedí a una amiga de la oficina que nos presentara, formalmente, en el siguiente viaje que realizará hacía la tierra del mapocho, mis expectativas como se imaginarán no eran muchas, no llegaban mas allá de conocerla y quizás entablar alguna amistad, les juro que eso era todo, pero como la vida nos da lo que quiere y cuando quiere las cosas no salieron como lo planeado....... sino mucho mejor.

Perdonen que haga un relato tipo diario, pero es la única manera que encuentro de mantenerlo ordenado y entendible.

El lunes, día de arribo, me presento en la oficina en horas de la tarde, luego de los saludos protocolares voy a visitar a la amiga a la cual le pedí que me presentara con la niña anhelada; sin ninguna sutileza, le pido que concerte una cita teniendo como única expectativa el poder salir el jueves o viernes a tomar un trago y pasarla bien con un grupo de gente simpática en Santiago; lo digo en serio, no sólo no tenía mayores horizontes sino que estaba anímicamente preparado para un rotundo no, pero las cosas no se dieron así, no sólo aceptó salir conmigo, sino que podíamos salir ese mismo día luego de la oficina, propuesta que acepté de inmediato ya que en mi vida esas oportunidades no son de todos los días.

Efectivamente salimos y nos sentamos 4 personas a conversar, mi amiga la celestina (por que hizo el trabajo de presentarnos, aunque como van las cosas puede ser casi una cupida), una amiga en común de ellas dos, la niña anhelada y este caballero; de esta manera se inicio la relación, de manera informal, casi casual y sin mayores presiones.

Debo decir que todo se dio de manera perfecta, la conversación fluyó de manera sencilla y agradable, pero lo mejor de todo era que conforme avanzaba la velada sentía una conexión mayor con Caro, la niña anhelada; me sorprendía su manera de discutir los temas, de defenderlos, sus ideas y la manera en que ha enfrentado a la vida, estaba mas que gratamente sorprendido, estaba enfocado en saber mas de ella, en conocer sus detalles, en no perderme un movimiento o una risa, por mi parte yo estaba empeñado en mostrarme gracioso y seguro, buscando causar una impresión que me permitiera invitarla de nuevo, generarme el espacio para salir otro día con ella.

Esa velada terminó temprano, yo me quede atesorando sus palabras, sus risas y gestos pero también con la ansiedad producto de no saber si la podría ver nuevamente, siendo sinceros la situación no pintaba fácil, el martes se iba al concierto de Pearl Jam y el miércoles iba yo, con lo cual los días restantes se hacían pocos y urgidos.

El jueves, luego de las llamadas correspondientes hechas por la Celestina (Fa si lees esto no te enojes que lo digo con cariño) todo pintaba bien, salíamos un grupito a tomar un traguito o comer algo, yo contento con la situación, con grandes expectativas y con mi amiga la angustia tomandome de la mano, todo viento en popa, hasta que aparecieron los problemas, santos problemas, ya que sin ellos creo que las cosas hubiesen sido distintas. El grupo a salir se desarmó a último minuto, con lo cual cayó el desánimo en mi alma, situación que fue revertida rapidamente por Fa, quien entregándome un pedazo de papel con el número del celular de Caro me dijo "Ya estamos grandes.... llámala" (nuevamente gracias Fa), cosa que hice, me contesto y quedamos para salir ese mismo jueves en la noche.

LLegada la hora me subí a un taxi y enrumbe hacía ella, llegué/avisé/esperé y a los pocos minutos ella estaba ahí, sonriente/calmada/radiante, caminamos un poco y nos metimos en un pequeño café, la conversación fue animada/suelta/ligera/sutil/larga/profunda, hecha para hacer impresiones en el alma, hecha para ratificar o descartar...... yo ratifique.

Caminamos de regreso a su casa y antes de despedirnos le pedí, con el ánimo de un quinceañero, que me acompañara a una reunión que yo tenía al día siguiente; ella me miro con sus ojos profundo y me dijo que andaba ocupada, con lo cual perdí parte del alma, y luego me dijo que acomodaba sus cosas para acompañarme, con lo cual regresó la parte del alma perdida.

Acá termino la primera parte del relato, estos son los antecedentes, los sentimientos llegan en la segunda entrega.... paciencia queridos amigos, hay que aprender que en la vida las cosas pueden tardar pero llegan (aunque no siempre lo que anhelamos).

Me desconecto...

Adeuuu...

Permalink ~ Comentarios (31) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Suscrito a
Blogs Perú