LA SOLEDAD EN UNA ESQUINA

Por PEREGRINO - 17 de Junio, 2006, 0:27, Categoría: General

Siempre las veo, bueno desde que cambie de dirección y paso por ahí, están ambas parada en la esquina, una vendedora de golosinas, la otra su pequeña hija, hoy me di cuenta que hace mucho que las veo, hoy me di cuenta que la niña ha crecido pero sigue colgada al brazo de la madre, hoy me di cuenta lo parecidas que son, hoy me di cuenta que la mirada es la misma.

Las miré caminando entre los automóviles ofreciendo sus productos, con una tristeza infinita en los ojos, las dos con esa mirada desgarrada, tratando de subsistir en esta ciudad que todo demuele, que no ofrece nada gratis, a la cual hay que arrancarle las oportunidades a punta de rabia en las manos; mis ojos se detuvieron lo que se detuvo el taxi antes del cambio de luz y quise penetrar en sus miradas tan solo para encontrarme con el muro inexpugnable de la soledad.

Están ahí paradas en la esquina, moviéndose con cada cambio de luz del semáforo que ordena la vida de los pasantes, están como tantos otros en las miles de esquinas de mi ciudad infinitamente pequeña de compasión; no hay sonrisas, no hay llanto público tampoco, únicamente el suave transcurrir de la vida a la muerte.

Me pregunto si la pequeña irá al colegio, si podrá tener mejores oportunidades que su madre, tendrá alguna oportunidad diferente a la de ofrecer golosinas por siempre, si existirá el cambio de suerte en sus vidas que les permita o le permita subsistir de otra manera.

Hoy las ví y me di cuenta que la soledad está en cada esquina, que no hay lugar para nada que no sea la propia subsistencia, que la vida es una aplanadora y sólo algunos son capaces de salir del paso del rodillo prodigioso que todo acaba, algunos por ganas/ingenio/valor, otros por capacidad y quizás otros por suerte.

Me dí cuenta que están pero que no existen, que para verlas hay que detenerse un poco mas que lo que nuestras apuradas vidas de matadero nos permiten, que hemos desarrollado una ceguera selectiva que nos permite ocultar las heridas dolorosas de nuestra sociedad, con la finalidad de no perder la razón de la que pendemos y que nos permite desenvolvernos con la lógica del rebaño.

Hoy al verlas su soledad me penetró el alma y no he podido sacudirme de sus ojos tristes, a sabiendas que no es mucho lo que pueda hacer, que yo también tengo los ojos tristes y que aún ando lamiendo mis propias heridas y sigo aferrándome a mi razón miserable para sobrevivir un día mas hasta que me toque morir.

Me desconecto.

Adeu...

Permalink ~ Comentarios (32) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Suscrito a
Blogs Perú